jueves, 12 de agosto de 2010

investigacion sobre vision artificial para ciegos de nacimiento equipo 7

12:40 a. m. by Inteligencia Artificial ·
Podremos ver sin los ojos


A finales de la presente década los ciegos de nacimiento podrán recuperar la visión mediante un sistema que conecta directamente al cerebro con el mundo exterior sin necesidad de pasar por los ojos, mediante un dispositivo que no usa cables. La capacidad visual será suficiente para leer y desplazarse. Por Mohamad Sawan.

Recientemente se han creado numerosos dispositivos médicos inteligentes. Entre ellos se encuentran el estimulador cardiaco, el controlador urinario y el estimulador visual. Estos dispositivos se dedican a la recuperación o mejora de las funciones neuromusculares de los pacientes, a través de los sistemas nerviosos central y periférico. El estimulador visual cortical se dedica a la creación de una visión adecuada a las personas que padecen ceguera desde su nacimiento.

En la actualidad se exploran tres aproximaciones diferentes al desarrollo de una visión artificial. Mientras que unos investigadores trabajan sobre el nervio óptico, otros intentan replicar el funcionamiento de la retina para devolverle la visión. La tercera aproximación consiste en unir el sistema de visión artificial directamente al córtex-visual, corcocircuitando de alguna forma el nervio óptico.

Dirigirse directamente al cerebro ignorando la retina y el nervio óptico es el principio del estimulador visual cerebral (SVC) en el que trabajamos. El interés de esta técnica en particular es que puede ser aplicada a la mayoría de los pacientes ciegos.

El SVC agrupa a una cámara integrada en un controlador externo y se destina a reemplazar la función del ojo. El controlador externo capta las imágenes y las transmite al paciente por medio de un estimulador implantado en el córtex visual a través de una matriz de bioelectrodos.

Para conseguirlo, se basa en el principio según el cual la inyección de una corriente con la ayuda de una pareja de electrodos implantados en el córtex, genera un punto luminoso en el campo visual del paciente ciego, cuya intensidad depende de las características de la corriente de estimulación. De esta forma, la imagen captada por la cámara externa puede ser reconstruida, generando un grupo de puntos luminosos adecuadamente controlados.

Mejores ventajas tecnológicas

Nuestros trabajos en este proyecto comenzaron en 1994 y se completaron en el verano del año pasado con la puesta a punto de un prototipo no implantable de muestra. Aunque un equipo de investigadores norteamericanos de Nueva York ha presentado un modelo de ojo electrónico que ha permitido a un ciego recuperar parcialmente la visión, nuestra tecnología tiene otras ventajas.

En primer lugar la imagen es más precisa: el chip implantado directamente en el cerebro contiene 625 puntos luminosos repartidos en un centímetro cuadrado. Esta resolución permite una capacidad visual de aproximadamente 20/30, lo que parece suficiente para los desplazamientos y la lectura.

Por otro lado, la conexión directa mediante hilo entre el procesador externo y el estimulador implantable no es necesaria, ya que las imágenes, las órdenes y la energía, así como los datos recogidos, se transmiten por vía electromagnética bidireccional.

Nuestro equipo se ha asociado ahora al Instituto Neurológico de Montreal de la Universidad McGill, con la finalidad de pasar a la experimentación en vivo. A continuación procederemos a la miniaturización del sistema para, a finales de la presente década, conseguir que los ciegos de nacimiento puedan descubrir la visión.

Mohamad Sawan es doctor ingeniero, catedrático y profesor titular. Director del Laboratorio PolySTIM y del Centro de Investigación ReSMiQ.
Escuela Politécnica de Montreal (Canadá), Departamento de Genio Eléctrico y Genio Informático.



Barraquer estudia un chip para ofrecer visión a ciegos de nacimiento

El catedrático de Cirugía Ocular Joaquín Barraquer estudia colocar un chip electrónico en la corteza cerebral, que recibiría las señales de un dispositivo exterior, para dotar de visión artificial en casos de ceguera de nacimiento, falta de globo ocular o nervio óptico muy dañado. El catedrático y director del Instituto Universitario Barraquer y la Escuela Profesional de Oftalomología afirmó que este proyecto aún está «en sus principios» y se experimenta con animales.

0 comentarios:

Publicar un comentario